Centro Politicas Laborales
edición número
06
DIC 2014
Centro Politicas Laborales
 

Las Reformas Laborales que Chile Necesita

LA REFORMA LABORAL PUEDE INCIDIR POSITIVAMENTE EN LA PRODUCTIVIDAD DE LAS EMPRESAS Y EN LAS CONDICIONES LABORALES DE LOS TRABAJADORES.

A fines de octubre recién pasado, el Centro de Políticas Laborales organizó un seminario para discutir las reformas laborales que el país necesita. El seminario contó con la participación de la Ministra del Trabajo y Previsión Social, Javiera Blanco, la Presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, y el Gerente General de la Confederación de la Producción y el Comercio, Fernando Alvear.

Parece haber bastante acuerdo en el país sobre la necesidad de introducir reformas al funcionamiento del mercado laboral. Un documento elaborado por nuestro Centro en el año 2011 describe al mercado del trabajo chileno como uno centrado en el corto plazo, con relaciones sumamente cortas y una alta rotación.

A ello se suma el que las remuneraciones que obtiene la gran mayoría de los trabajadores son bajas, y que existen enormes rezagos en la productividad de muchas empresas y en las oportunidades de empleo para jóvenes, mujeres y personas en vulnerabilidad. Asimismo, el sistema de capacitación llega sólo a unos pocos y la cobertura de la negociación colectiva es escasa.

En el seminario, la Ministra Blanco presentó una agenda general que busca abordar los problemas del mercado laboral. Anunció la derogación del artículo 203 del Código Laboral que exige la provisión de salas cuna a empresas que contraten al menos 20 mujeres, una política que encarece el empleo femenino. También anunció una ampliación del Bono al Trabajo de la Mujer que subsidia los salarios y los costos de contratación de las mujeres de hogares vulnerables. Asimismo, describió la creación del programa Más Capaz para la capacitación de jóvenes  y mujeres. Por último, habló de reformas a los derechos colectivos de los trabajadores y a la negociación colectiva.

Los detalles de esta agenda no son conocidos a la fecha, pero bien llevada, puede significar mejoras sustantivas en el funcionamiento de nuestro mercado laboral.  En principio, se trata de una agenda que tiene la capacidad de mejorar las oportunidades y condiciones laborales de los trabajadores, y a la vez elevar la productividad de las empresas.


La discusión pública reciente se ha enfocado en las reformas a los derechos colectivos. Como describe Francisco del Río en este número, se trata de aspectos que han sido postergados en las últimas décadas. En efecto, con escasas excepciones, las modificaciones realizadas se han centrado en los contratos individuales. Ciertamente se trata de materias relevantes, como el régimen de subcontratación, el ingreso mínimo, el seguro de cesantía y la judicatura laboral. Pero, por diversos motivos, hasta la fecha el país no ha discutido una agenda más amplia, que incluya derechos y deberes colectivos.

De hecho, la tasa de sindicalización y la cobertura de la negociación colectiva se han reducido desde 1991, como ilustra la evidencia recolectada por Javiera Vásquez en su artículo. Si bien el número de sindicatos se ha elevado, ello no ha venido de la mano de una mayor cobertura. Ampliar las materias de negociación, incluyendo la posibilidad de pactos sobre las jornadas de trabajo y gratificaciones, entre otros, puede constituir un mecanismo efectivo para revertir estas tendencias y para a la vez promover la productividad en las empresas.

En este número contamos, adicionalmente, con la colaboración de dos invitados, Bárbara Figueroa y Fernando Alvear, quienes nos entregan su visión sobre las reformas laborales que Chile necesita.

Los invitamos cordialmente a leer esta nueva edición del Boletín del Centro de Políticas Laborales de la Escuela de Gobierno UAI.


 Imagen foto_00000002