Centro Politicas Laborales
edición número
10
marzo 2016
Centro Politicas Laborales
 

LA REFORMA LABORAL EN SU FASE FINAL

LA REFORMA LABORAL EN SU FASE FINAL

EL PROYECTO DE LEY QUE REVISA LAS RELACIONES COLECTIVAS ESTÁ PRONTO A APROBARSE

El proyecto de ley que moderniza las relaciones colectivas está en su etapa final de discusión en el Congreso. Luego de la revisión por parte de la Cámara de Diputados de las modificaciones realizadas por el Senado, el proyecto debe ser visto por una Comisión Mixta. Seguramente, algunos aspectos serán también considerados próximamente por el Tribunal Constitucional, en particular lo que se refiere a la extensión de los beneficios pactados en la negociación a trabajadores no sindicalizados.

La legislación laboral que rige hoy en Chile es claramente favorable a los empleadores. La debilidad y poca representatividad actual de las organizaciones sindicales ciertamente guarda relación con una tendencia internacional, pero también responde al limitado rol que el Código Laboral les otorga hoy.

En este contexto, el objetivo central de una reforma a la regulación de las relaciones colectivas era la de equiparar las capacidades negociadoras de trabajadores y empleadores. Al mismo tiempo, buscaba que empresas y trabajadores pudieran negociar mecanismos para adaptarse mejor a la dinámica actual de la economía. Sin embargo, existen importantes dudas respecto de si el proyecto que está pronto a aprobarse conseguirá un balance razonable de derechos y deberes de ambas partes de la relación laboral, y que a la vez considere la realidad productiva de la economía.

Los temas que han provocado mayor debate han sido: (1) la titularidad sindical –esto es, la obligación de negociar solo con sindicatos si es que existe alguno en la empresa--, (2) la extensión de beneficios, en particular si es solo de acuerdo a lo pactado en el contrato colectivo o por medio de la afiliación sindical, (3) la obligación de ofrecer un piso mínimo de beneficios por parte del empleador y si ello incorpora la reajustabilidad por inflación, (4) la posibilidad de reemplazar a trabajadores en huelga, tanto con trabajadores internos a la empresa como externos, (5) la definición de los servicios mínimos que deben prestar los trabajadores en huelga, y (6) la posibilidad de pactar distribuciones diversas de la jornada laboral.

Dedicamos esta edición del Boletín a revisar el estado de avance del proyecto de ley en torno a estos temas centrales. Específicamente, en su artículo, Francisco del Río provee una descripción de las distintas posiciones en cada tema y la forma en que se están resolviendo estos diversos aspectos.

Una vez más, los invitamos cordialmente a leer esta nueva edición del Boletín del Centro de Políticas Laborales de la Escuela de Gobierno UAI.

 



Imagen foto_00000001